Bizcochoide de ciruelas

Bizcochoide de ciruelas

11/05/2020 0 Por marquesa

Estoy a dieta, porque el confinamiento me ha regalado unos kilos de más, así que me toca inventarme recetas más saludables, y que encajen en mi nuevo estilo de alimentación. Y a vosotros os toca también por extensión!!!

Ingredientes:

100 gr. de harina de espelta

100 gr. de harina de avena

½ sobre de levadura

1 cucharada sopera de cacao en polvo negro (yo he puesto ColaCao Noir)

150 gr. de leche de coco

100 gr. de leche de avena

3 huevos

4 ciruelas

2 cucharadas soperas de xilitol

Elaboración:

Comenzamos mezclando todos los elementos secos por un lado, para que se integren bien.

Por otra parte batimos los huevos, y los mezclamos con la leche de coco y la de avena. Cuando estén mezclados lo añadimos a los ingredientes secos y revolvemos hasta que estén bien integrados.

Cogemos 3 de las ciruelas y las pasamos con su piel por la túrmix, obtendremos un puré que vamos a añadir a nuestra mezcla de masa.

Lo integramos todo bien y lo pasamos a un molde no muy alto, porque este bizcocho no va a subir casi.

Cortamos la ciruela que nos queda a la mitad, y después cada mitad en cinco o seis partes, y las hundimos en la masa.

Metemos el molde en el horno, precalentado a 180º, y lo dejamos unos 40 ó 45 minutos. Comprobaremos pinchando con un palillo en varios puntos que está hecho.

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

Este bizcochiode queda crujiente por arriba, pero húmedo y jugoso por dentro,. Además lleva grasas saludables, cereales y frutas, así que es un desayuno súper completo, acompañado de nuestro café o infusión.

No he querido hacerlo muy dulce porque estoy a dieta, pero si lo preferís más dulzón, podéis cambiar el xilitol por miel a vuestro gusto, por panela, o incluso si sois de esos afortunados que han adelgazado en la cuarentena , por azúcar. El secreto es probar un poco de masa cuando esté hecha, antes de meterla en el molde, si os pide un poco más de dulzor, adelante.

Espero que os guste esta propuesta, que aunque no es tan golosa como las que os suelo traer, es una buen opción para ir preparando la operación biquini. Hasta la próxima semana!