Tarta de queso de la Viña

Tarta de queso de la Viña

30/03/2020 0 Por marquesa

Los que hayáis estado en San Sebastián seguramente habréis probado esta tarta de queso, que se ha hecho famosa en todo el mudo gracias a su cremosidad, a su sabor, y a ese color tostado tan característico.

Ingredientes:

1 kg de queso tipo Philadelphia

7 huevos

400 gr. de azúcar

1 cucharada sopera de harina

200 ml de nata para montar

Elaboración:

Esta tarta es bastante feiña, pero es tan fácil  y tan rica, que se va a convertir en una de tus favoritas.

Precalienta el horno a 220º  con calor arriba y abajo.

Forra un molde desmontable de 22 cm. de diámetro con papel de horno. El truco para forrar el molde de esta tarta consiste en mojar el papel debajo de grifo y escurrirlo bien, y forrar el molde con el papel húmedo, para que se adapte bien.

Batir y mezclar todos los ingredientes juntos, primero los huevos y el azúcar, después el queso, la nata, y por último la cucharada de harina.

Si te apetece puedes sustituir una cantidad de queso de untar, por quesitos. Quedará súper rica y con un sabor a queso más intenso. Haz tus pruebas hasta dar con tu receta personal.

Verter la masa en el molde.

La receta es para un molde de 22 cm, aunque yo esta vez usé tres moldes más pequeños, en vez de uno grande, porque como estamos en modo encierro, es bueno poder alegrarle el día a alguien cercano. La amistad es compartir, pero esta tarta es tan cremosa, que la única manera de compartir es hacer raciones en moldes mas pequeños, porque lo de llevarse un trocito es complicado.

Hornea la tarta 40 minutos. Nos os preocupéis cuando veáis que coge color por arriba, ese tostado es típico de esta tarta, y os va a encantar el sabor, y ese contraste con la cremosidad interior.

A los 40 minutos la sacamos del horno, la tarta va a estar muy temblorosa, se va a mover mucho si la meneáis, no os preocupéis, es así, no está pasando nada malo.

Ahora lo que tenéis es que hacer la parte más difícil, que es dejarla enfriar y no intentar probarla todavía. Cuando se enfríe la metéis en la nevera un par de horitas como mínimo antes de tomarla. 

Esta es la típica tarta que es mejor hacer con antelación, estará increíble al día siguiente. Así que es súper socorrida para liberarnos un poco del trabajo, cuando tengamos invitados en casa, la hacemos la víspera y listo.

Bueno, como la mía ya ha reposado lo suficiente creo que me he ganado un trocito, allá voy!  Os veo la semana que viene!